Jue. Abr 18th, 2024

La canción salsera Pedro Navaja de Rubén Blade: “La vida nos da sorpresas, sorpresas nos da la vida” y la frase histórica “He visto cosas maravillosas” expresada por el egiptólogo Howard Carter, al contemplar la tumba de Tutankamón, se quedan pequeñas para explicar los comportamientos de subordinación de Chivite en varias de sus actos institucionales.

1.- Fotógrafa en Salamanca, que captó Diario de Navarra. Los presidentes de las  comunidades autónomas se habían reunido en la ciudad charra y, a la salida, nuestra Presidenta, como una niña con zapatos recién estrenados, sacó el móvil y comenzó a captar una serie de fotos de la magnífica plaza Mayor barroca de Churriguera del s. XVIII, ante el estupor de sus compañeros.

¡Vamos a ver, Sra. Chivite! ¿No tiene usted un reportero oficial que capte la vida y los milagros de la máxima autoridad de Navarra o un asesor para indicarle el ridículo espantoso que estaba ofreciendo, mientras el resto guardaba las formas? Me recordaba a las criaturas de Primera Comunión sacando fotos a sus familiares, con el celular recién estrenado.

2.- No es la primera vez que la Presidenta nos ofrece su espectáculo. En Vitoria, ante el desfile de la Ertzaintza, contempló el escudo de Navarra con las cadenas en los uniformes de los trajes de gala y ni se inmutó, ni dio una rueda de prensa para protestar de modo oficial, posteriormente, en Pamplona. Subordinación a Urkullu.

3.- Ante la injerencia e intromisión del PNV en las competencias del Gobierno Foral. Sin encomendarse ni a Dios ni al diablo, el PNV solicitó al gobernó de Sánchez el autogobierno de Tráfico para la policía foral de Navarra. La Presidenta no fue capaz de denunciarlo.

4.- Consideramos lamentable el saludo militar de Chivite al diputado Santos Cerdán. Chivite se cuadró en el atrio del Parlamento navarro a Cerdán, como si fuera de mayor rango que la Presidenta, humillada, aunque fuera de sorna.

5.- Sobre el tren de altas prestaciones. Bildu está encantado, porque se ha retrasado la decisión sobre la estructura del AVE y la nueva estación de Pamplona. Con la excusa de la “Y vasca” y la discusión sobre si tiene que ir por Ezkio o Vitoria, pasan los meses y nadie se mueve.

La Presidenta calla ¿luego otorga?

6.- María Chivite aplaude la continuidad del proyecto Scholae y la asfixia a la escuela concertada. El objetivo originario educativo de la expresidenta Uxue Barkos sigue adelante con el disparate programático de Scholae y, además, privando a la enseñanza concertada de aumentar el número de aulas, como en Tudela; es más, reduciendo las unidades. Chivite cuando estuvo en la oposición gritó, berreó contra el programa Scholae, que convierte las aulas en experiencias sexuales. Ahora como presidenta lo aplaude. Chaqueta vuelta y a cambiarse de camisa cada día. No tiene criterio fijo.

7.- Ante el problema vital del futuro de los trabajadores de VW para Navarra, Chivite no ha sabido liderar el problema. Es un asunto en la que está implicado Volkswagen, la UE y el Estado. Navarra, Cataluña y Euskadi pugnan por hacerse con el mayor trozo de tarta, sin olvidar al resto de España. Chivite tiene que estar atenta a todo movimiento para estabilizar Landaben y dar continuidad a las empresas adyacentes. Suponen una cuarta parte de nuestro PIB y están en juego más de 15 mil familias. Chivite está calladita, mientras Cataluña grita a diario para coger el máximo de modelos y baterías. ¿Por qué Chivite no ha ido a Alemania para hablar directamente con la Dirección de VW?

8.- Falta de “auctoritas” de Chivite. Por eso, para ostentar la Presidencia del Gobierno no solo hace falta
“potestas”, que se adquiere con la capacidad legal a través de sus votos, sino, sobre todo, ejercer con “auctoritas”, es decir, con legitimación socialmente reconocida, fruto de la personalidad y capacidad moral para emitir una opinión cualificada sobre cualquier materia.

Ahora bien, con la “autoridad” se nace o te la otorga o acuña la sociedad. Te imprime carácter, te pone un sello como los sacramentos para un cristiano. Pero la de Cintruénigo no la ha adquirido.

9.- Sra. Chivite, la humildad no está reñida con el mando y con dominar la batuta en la orquesta de Navarra. La subordinación y casi el seguidismo a las órdenes de Sánchez, en este trienio, no le eximen para contestar con entereza, autoridad y contundencia en sus obligaciones y responsabilidades con la Comunidad Foral. La docilidad, el acatamiento, la obediencia y la pleitesía son virtudes o votos de los monjes de clausura de La Oliva, Leire o las religiosas Agustinas Recoletas de Pamplona.

10.- La Presidenta está para guiar y orientar. Está para adelantarse a futuros proyectos, para dar su punto de vista de los temas transcendentales de Navarra y para ser referente en los medios de comunicación con sus opiniones, como lo han hecho otros presidentes. En conclusión, el digno oficio de fotógrafa, que
magníficamente ejerció en la plaza de Salamanca, también tiene un gran futuro y su origen griego nos da la solución: “fotógrafa significa escritor de luz”, es decir, se considera una actividad artística. Quizás sea, para usted, una nueva forma de enfocar su trabajo a través del arte para expresar sensaciones, emociones e ideas para conducir a los navarros.

Optimismo. Somos optimistas ante este año próximo, Presidenta, porque estamos convencidos que conseguirás la calidad de vida de los navarros con más luces que sombras, como en las fotos. Espero que el proverbio latino, aplicable a cada uno, no se haga realidad: “Quod natura non dat, Salmantica non praestat”, o sea, lo que la naturaleza o la vida no te ha otorgado, no esperes que te lo conceda la universidad.

Luis Landa El Busto, autor del libro “Sancho el Mayor y su entorno”.

Comentarios

comentarios

Admin

By Admin

Related Post