Cuando crecen los enanos

Según Wikipedia, enciclopedia que conoce íntimamente a las izquierdas democráticas, Propaganda Negra es: información y material o fuente falsa que pretende ser originaria de una parte ajena con respecto a un conflicto, pero que, en realidad, proviene de la parte contraria Suele utilizarse para difamar, avergonzar o tergiversar la naturaleza real del enemigo o el conflicto

Esta práctica pese a ser muy conocida en el mundo del politiqueo, es poco frecuente a pequeña escala pues si bien su balance positivo suele ser dudoso si sale bien, la pérdida de credibilidad y apoyos es inmensa si te pillan practicándola.

Después tenemos un síndrome de los nuevos tiempos, al que se le conoce por Síndrome de Falsa Víctimización. Que no es otra cosa que el ver cómo seres anodinos, buscan su momentico de gloria de manera fraudulenta, preparando, cometiendo y denunciando un acto de violencia o castigo inexistente, buscando siempre el protagonismo solidario, cuando no la compensación directa como víctima.

Prácticas ambas deleznables a mi modo de ver, pero que hablan mucho y por si solas. De sus actores y de quienes las amortizan.

Ahora echamos la vista atrás, a este pasado día 20, donde el Noticias (mano a mano con el Gara) nos sorprendía con una mala noticia. El centro Antzara de Mendillorri, local cedido a “distintos colectivos culturales” de la localidad, había sido atacado con sendas pintadas nazis. Siempre me tomo en serio todas las noticias sobre ataques que se publican, pero, en este caso concreto, debo reconocer que me partí la caja un rato con el alarde mediático. No fue por la noticia en si, que si se hubiese publicado en formato texto únicamente, pues daría que preocupar como el resto de ataques y violencias. Pero no, que el artículo en cuestión….tenía foto.

Habría que inventar un nuevo premio a la redacción por casos como éste. O de investigación, que también lo vale. No me tengo por una lumbrera, pero el mundo de la política creo que lo conozco bastante bien. Conozco y he departido con comunistas, nazis, averchandals, nacionalistas vascos, requetés e incluso, ojo, con agnósticos del pensamiento político. En base a ese conocimiento, puedo asegurar que no hay nazi (o quien por ello se tenga) en el planeta tierra que no sepa pintar una svástica. La foto en cuestión, muestra este símbolo, pero pintado de manera inversa. Hacia la izquierda. Algo que como digo, nunca se le ocurriría a un doctrinario del nacional socialismo. Incluso le resultaría ofensivo el pensarlo. Pero he aquí que esta pintada así está realizada. El summum del asunto, y que quiero compartir con vosotros, no es otro que el reconocer esa desviación. Ésta “peculiaridad”. Los que tenemos memoria y somos de guardarlo todo, podemos reconocer ese mismo “vicio” en actuaciones pasadas. En otros delitos. Pondré como ejemplo el que viví en carne propia hace un lustro, cuando tras ser señalado como nazi-fascista-homófobo-genocida-franquista en los foros del Noticias (casualmente), viví un periodo de destrucción de bienes a manos de las jóvenes y democráticas hordas de las izquierdas. En uno de sus ataques nocturnos en manada, dieron con uno de mis vehículos de trabajo, al que reventaron lunas, le dieron un masaje de chapa y pintura, y lo decoraron al gusto de la ocasión.

Como podéis ver en la foto… el concepto, es el concepto. El propio foral que realizó el atestado se descojonaba de la ignorancia manifiestada por esta gente, ante tan singular trazado “a la izquierda”.

Parece ser algo endémico en la juventud libertaria este tipo de alardes de ignorancia histórica, o ideológica. Será por eso de que ahora con la juventud prima el adoctrinamiento sobre la educación, ó será porque no les da más de si la neurona. La cosa que gracias a su idiosincrasia nos han regalado uno de los mejores momentos del año.

Cabe resaltar que en otra pintada, la cosa ya se torna delirante, cuando puede verse que el artista en cuestión se lía él solico y pinta un brazo para cada lado, dejando clara su tierna edad, su candidez política, y su único objetivo.

Ayuda ver cómo no se ha perdido o malogrado nada del material ahí almacenado, así como ver que sólo se ha causado daño a un elemento, menor, y en su zona menos visible. Para ver todo esto no hace falta ni cursos de paleografía político-industrial, ni de antropología zurdoforense. Simplemente vale hacer uso del sentido común, y hacer uso del artículo primero: Conocer al personal.

Y aquí llega la Propaganda Negra a gran escala. Como digo, el Noticias puso su noticia, de la que poco cuesta ver que comparte titular exacto con el Gara, de la manera siguiente: Atacan con pintadas nazis el local comunitario de Mendillorri

A ninguno de los redactores lo tengo por tonto. Todo lo arriba detallado sé (o espero) que no se le ha pasado por alto. Pese a ello, ahí están los titulares, y ahí las noticias. Compensará el Ayuntamiento de Pamplona este ataque con una nueva inversión al centro que palie el daño recibido en este pérfido ataque genocida?

Viendo el eco mediático que ha tenido el caso, volverá a producirse un nuevo ataque nazi malísimo en cualquier otro centro que lo necesite?

Y mientras tanto, eso sí; a cualquiera que lleve rojos con gualdas, o simplemente no piense como el kambio, a señalarte toca y a gritarle eso de nazi-fascista-genocida de la muerte.

Porque seguro que para el Noticias y sus “gentes”…lo será.

 

Rogelio Taboada

Cantero artesanal, escritor e historiógrafo sangüesino

Comentarios

comentarios

Publicado por

Admin