Dom. Jul 21st, 2024

Ante la polémica sobre la necesidad o no de implantar medicina en la UPNA, el Diario de Navarra se hizo eco de las réplicas y contra-réplicas en los meses de octubre y noviembre pasados, en las que yo intervine con dos escritos en contra de introducir medicina por el alto coste económico.

El día 7 de noviembre pasado, el periódico Diario de Noticias, sin que nadie le diera vela en este asunto, publicó en “Cartas al día” un escrito firmado por Aitana Esparza respondiendo a mis escritos que se habían publicado en Diario de Navarra. Algo inusual, porque lo lógico es responder en el mismo periódico.

Un servidor, haciendo uso de mi derecho a contestar, escribí una réplica para que saliera en Diario de Noticias. Se negaron rotundamente a publicarlo sin darme explicaciones. Llamé por teléfono varias veces y todo fueron excusas y en ningún momento quiso hablar conmigo el director, Joseba Santamaría.

Según la Ley Orgánica de 2/1984, del 26 de marzo, dice así: “Toda persona, natural o jurídica, tiene derecho a rectificar la información difundida, de hechos que le aluden y que considere inexactos o le causen perjuicio, por cualquier medio de comunicación social”.

Diario de Noticias se niega a cumplir la ley, faltando a la libertad de expresión y al derecho a la réplica. Ante mi indefensión, me obligan a hacer público el escrito en otro medio. Este es el escrito.

Contestación a “Medicina en la UPNA” del Diario de Noticias

Ante el escrito realizado recientemente por Aitana Esparza, en la sección “La Carta del día” de este periódico contra mi opinión sobre el rechazo a implantar medicina en la UPNA, me digno contestarle con este decálogo.

1.- No conozco a la estudiante Aitana, pero no me parece correcto que yo escriba un artículo en Diario de Navarra y usted me responda en otro medio completamente distinto. ¿Hay razones para ello? Pero me agrada que también lea el Diario de Navarra, en el cual escribo con frecuencia y uno de los periódicos más antiguos y prestigiosos de España.

2.- Aitana Esparza afirma “me encuentro en una buena posición para contestar”. A usted le pasa lo mismo que a los rectores, que son juez y parte y, por tanto, no son los más adecuados para defender el grado de Medicina. ¡¡12 alumnos navarros!!

3.- Sigo desmenuzando sus argumentos. Afirma Aitana: “Si alguien puede ser crítico son los estudiantes, profesores y decanos”. Podrán ser críticos en las condiciones del aula, en las materias, en los horarios, en la cantidad de exámenes… pero no en la implantación de Medicina. Todos vosotros sois muy subjetivos, parciales y, por supuesto, no podéis echar piedras sobre vuestro tejado. ¿Acaso los trabajadores de la Volkswagen pueden criticar el por qué se instaló la fábrica en Landaben y no en Granada? Os falta objetividad.

4.- La estudiante navarra me achaca que no tengo argumentos y que, simplemente, lo he escrito por discutir con los rectores. La reflexión es para reírse. Si para Aitana esta es la mejor consideración que ha desarrollado para defender el grado, se ha caído con todo el equipo y no ha entendido nada de mi escrito. Por desgracia para ella, así son todos los argumentos. Repito, escribo con el deseo de que mis impuestos no se derrochen en implantar carreras que ya están muy bien cubiertas. Prioricemos las necesidades más acuciantes.

5.- Luis Landa siempre ha defendido que cada euro invertido llegue al máximo de personas y Aitana Esparza me responde: “¿Pues qué mejor que invertir dinero en una carrera como Medicina”. La respuesta no puede ser más absurda y sale por peteneras. Según ella, se ha puesto el grado para estudiar, por lo menos, cien mil navarros. ¡¡Y estudian 12 navarros el primer año y 20 millones gastados!!

6.- Me agrada, por fin, que me dé la razón: “Son pocos los navarros que han tenido acceso al curso”. Es cierto que el sistema de ingreso no es el mejor, por eso habría que cambiar la forma de inscribirse. No es lógico que alumnos navarros se tengan que ir a estudiar a Valladolid, por ejemplo, y muchos pucelanos tengan que venir a Pamplona. Tiene que sobresalir el principio de proximidad, por el coste de las familias.

7.- La universitaria Esparza se jacta de que haya más alumnos de otras autonomías porque enriquece el grupo. Más lógico hubiera sido que la mayoría fuera de Navarra. Las principales universidades del mundo en medicina, como Yale, California, Cambridge, Stanford y Oxford tienen alumnos de todo el mundo, pero pagan la matrícula íntegramente. No hay pocos médicos, ya que todos los años salen cientos de doctores de las 54 universidades españolas, pero se marchan a otros países con mayor remuneración.

8.- En todo el escrito de Ainara falta el quid de la cuestión: el dinero. Yo estaría encantado de poner en la UPNA: Ingeniería de la NASA, Aeronáutica, Estructura Espacial y Astrología; además instalar facultades en Tudela, Estella, Sangüesa y Aoiz. Estaría encantado de que la UPNA fuera la universidad más grande de España. Pero, ¿sabe qué pasa, Aitana? Faltan los principios fundamentales: los euros. Y en una comunidad foral tan pequeña hay que realizar prioridades.

En el grado de medicina ya se han volado, en el primer año, 20 millones de euros y ahora hay que hacer un edificio y equiparlo con despachos, secretarias, bedeles, jefes de departamento, directores de áreas, profesores para 2º, 3º, 4º, 5º y 6º de carrera, muchos de ellos venidos desde Madrid o Barcelona para una hora de clase. Se va a convertir en un pozo sin fondo de euros anuales. Señor Magnífico Rector, ¿podría decirnos la millonada que nos va a suponer en estos seis años? Y deje de llamarme “negacionista” en sentido peyorativo.

9.- No se confunda, Aitana, ¿no sería más rentable que esos millones de euros anuales se invirtieran en aligerar las listas de espera, aumentar los médicos de familia y comprar vacunas Pfizer, Oxford y Moderna con el fin de prevenir el Covid-19 para toda la población? ¿No sería más rentable pagar a los doce alumnos una beca para que fueran a la UN y a Oxford? Yo creo en la calidad y prestigio de la UPNA, pero la tremenda inversión para implantar medicina es una grave equivocación. Los 84 millones de presupuesto de este año 20-21, sin contar el gasto de medicina, se van a ir a los tres dígitos. En estos seis años, en los que saldrán los 12 alumnos médicos navarros, el desembolso se va a disparar a una cifra astronómica. No es lo que se ha invertido, sino los millones de euros que se tienen que gastar en el sexenio. Y ya no hay vuelta atrás.

10.- Concluyo. Por si alguien ha querido tergiversar mis escritos, sigo defendiendo la UPNA con todas sus carreras, pero no me parece oportuno implantar medicina por su elevado coste. Primero cubramos la crisis sanitaria y educativa. Ya lo decía el economista americano Moore: “No es problema comenzar un proyecto precipitado, sino el gasto de millones de dólares que vienen después, año tras año”.

Luis Landa El Busto

Es profesor y autor del libro Sancho III el Mayor, rey de Pamplona.

Comentarios

comentarios

Admin

By Admin

Related Post