Sáb. Jun 15th, 2024

El 28 de diciembre de 1622, hace cuatrocientos años, moría en Lyón, san Francisco de Sales. Obispo de Ginebra, fue un maestro de vida espiritual, de donde emanan o inspiran varias familias de institutos religiosos, como las Salesas, tan arraigadas en tiempos pamploneses, o los Salesianos, cuya deuda de Navarra para esta congregación es palpable. San Francisco de Sales, es con santa Teresa de Ávila, patrono de los periodistas que profesan los valores de la catolicidad. Un buen momento para pedir por ellos en estos tiempos de crisis profunda y Dios quiera reversible del llamado cuarto poder; hoy en muchos casos vendido o alquilado al primero o segundo, al menos en esta España que está, en frase de socialista de antaño, irreconocible para la madre que le dio a luz. El periodismo ha muerto, viva el Periodismo, siguiendo máxima aplicada a la monarquía, por muchos años, la buena claro. Año jubilar, de san Francisco de Sales, gran comunicador en géneros como la oratoria sagrada o el epistolar, recogidos en libros como Introducción a la vida devota, verdadera referencia para orientación espiritual. Que la santidad es compatible con el periodismo, lo tenemos en los testimonios de mártires de esta profesión que dieron su vida por sus creencias, en la persecución de los años 30 en España, algunos ya beatos y otros en camino.

Otro periodista que ha entrado en la misma senda es el padre dominico José Luis Gago, titulado en el Instituto de Periodismo de la Universidad de Navarra en los Sesenta, director de Radio Popular de Pamplona y uno de los forjadores de la COPE, según podemos ver en el libro reciente de Elsa González acerca de esta cadena. La causa de beatificación va por buen camino, según los protocolos nada fáciles, de la Congregación de las Causas de los Santos. El padre Gago, en su periodo de estudios y ejercicio profesional en Pamplona fue coorganizador del festival de Villancicos que año tras año, se celebraba en Pamplona, organizado por Radio Popular y si no me equivoco con el patrocinio de la Caja de Ahorros Municipal o entidad afín. El padre Gago además, y en estos días lo evocan así los belenistas, fue un gran impulsor en Pamplona y Navarra de los nacimientos que llenaron y llenan escaparates, hogares familiares y por supuesto templos. La santidad tiene mucho que ver con la alegría, la sencillez y el arte.

En el terreno informativo hay avances en la buena dirección dentro del panorama siniestro de la atmósfera informativa contaminada que nos llega a nuestras casas, subvencionada con intención desde las alturas por el llamado Gobierno de España. Es por ejemplo la puesta en marcha del canal Enfamilia que en instancias próximas a la Asociación Católica de Propagandistas y sus obras culturales, ha estrenado programación en el dial 112 de Movistar, o al menos en uno de estos canales. También en el plano intelectual, la institución mencionada ha puesto en circulación una revista de pensamiento, titulada La Antorcha, que busca abrirse paso en este sector de publicaciones que con criterio y buenos argumentos, quieren dar testimonio de verdad y de modernidad. Hay autores de gran altura, vetados por empresas ideológicamente marcadas por el progresismo –qué ironía- y que necesitan tener difusión, o más difusión, puesto que hay también si se buscan y encuentran columnistas, expertos y escritores, y en el terreno audiovisual y de las pantallas, buenos profesionales, que a fuer de excepciones, están dando el do de pecho con actitud valiente. Merece la pena reconocerlos.

En estos días de villancicos, belenes, fiestas entrañables, con la paradoja de estadísticas mortíferos escandalosas en infanticidios prenatales, y de la incesante propaganda con dinero a espuertas divulgando antivalores, hay pequeños milagros, audaces iniciativas, que más necesitados que nunca de Esperanza, nos hacen pensar que hay mucho que salvar y terreno que reconquistar. San Francisco de Sales en su IV centenario, los otros santos y beatos plumíferos, y los audaces y competentes profesionales en los medios, incluidos los de Internet y la Red, nos ayuden en la tarea de ofrecer un panorama en que se vea de modo palpable que merece la pena publicar y recibir contenidos verídicos, optimistas y divertidos, si es posible. Todo menos el abatimiento…

Jesús Tanco Lerga

Doctor en Ciencias de la información por la UN

Comentarios

comentarios

Admin

By Admin

Related Post