UPN se resigna a ser un actor secundario

Leía hoy, con cierta desidia, la noticia de la publicación de los resultados de la encuesta encargada por el Parlamento conocida por “Navarrometro”. En realidad mi mente vagaba, sin demasiado interés, indagando por qué los partidos parlamentarios pasan la factura de su gabinete demoscópico al presupuesto de Navarra cuando no van escasos de asignaciones públicas a su actividad. Y la conclusión, entre resignada y melancólica, de que la única representación que hacen es la teatral, ya que en público ponen cara de indignados entre ellos y luego, a la hora de la verdad, que la factura la pague el Erario.

Ya estaba sentenciando que estos chicos no tienen remedio cuando, de repente, mi mente se ilumina con una revelación: la existencia de un bloque constitucionalista en Navarra. Este bloque estaría integrado por UPN y las secciones provinciales (bueno autonómicas, que hay que poner la terminología al día) del Partido Popular y Ciudadanos, amén de los socialistas navarros (estos no son delegación porque el PSOE ya solo es una mera agregación de partidos territoriales, lo que algunos con mala “leche” calificarían de taifas).

Los medios tienden a poner etiquetas para facilitar la compresión de los fenómenos y en la era de la imagen una etiqueta tiende a ser llamativa. Pero un buen resumen (una etiqueta debe serlo) debe recoger el núcleo de la idea que se pretende transmitir, so pena de acabar simplificando el concepto y con ello nuestra percepción de la realidad. Comprendo que en la era de Internet, con la aceleración de la comunicación, es difícil tener el reposo necesario para resumir en un concepto una idea, pero la dificultad no debería hacernos abdicar del empeño.

¿Qué idea nos quieren transmitir los medios cuando hablan de “constitucionalistas” en Navarra? Queda descartado que se refieran a los partidos que aprobaron la Constitución porque se excluye al grupo Izquierda-Ezkerra donde moran los restos del PCE que fue uno de los firmantes de la Constitución. Por otra parte UPN, aunque se fundó después de la aprobación de la Constitución, nació al rebufo de la abstención a ella por parte del que sería su primer Presidente.

Tampoco creo que se refiera a los que sostienen la idea de que debe existir una Constitución escrita porque, mal que bien, debería integrarse en ese grupo a Geroa Bai que por algo comparte grupo parlamentario en Bruselas con Ciudadanos. A lo mejor deberíamos excluir a Podemos por sus querencias sovietizantes (democracia asamblearia).

Creo que el término “constitucionalistas” va más por la idea de que son defensores de la soberanía única de la Nación española. En ese sentido tampoco me resulta acertado el vocablo al referirnos al PSN ya que, como parte del PSOE, ha apostado por un Estado Federal, lo que significa que la soberanía es compartida por los Estados de una Federación. En este sentido, si la apuesta por el federalismo es sincera (ahí tengo más dudas) no se debería incluir al PSN y habría que englobarlo junto a Izquierda-Ezkerra y a Podemos.

Probablemente lo que nuestros medios quieren decir, pero no aciertan a expresarlo, es que existe un bloque de partidos que defienden el régimen de autonomía del Amejoramiento, pero tampoco tengo claro que haya que excluir a Podemos de este bloque y, sin embargo, debe excluirse del mismo a Ciudadanos dada su querencia a la “igualdad” y su aversión a lo que se denomina “privilegios forales”, lo que evidencia su interés en igualar a todas las Comunidades Autónomas.

Pero volviendo al hilo de la argumentación, está claro que para los medios, UPN es un partido constitucionalista. Llegados a este punto, aparte de la sorpresa que supone para los más veteranos ver como un partido que nació con reticencias a la Constitución, de repente, se nos haya convertido en un ferviente defensor de la misma (probablemente es otra de las mutaciones propiciadas por el largo periodo del sanzismo en el Gobierno) me asalta la pregunta de: ¿Qué sentido tiene UPN?

Si UPN es un partido constitucionalista como el PP, con ideologías muy afines y que comparten la vía del Amejoramiento para el autogobierno de Navarra ¿qué sentido tiene la existencia de dos organizaciones con el mismo propósito? La respuesta a bote pronto sería la de un problema de egos y que los que mandan en UPN no quieren depender de nadie más. Y como ven más fácil ser cabeza de ratón que cola de león pues prefieren ir por su cuenta. La respuesta, como la vida misma, debe ser más compleja. Creo que en un origen UPN respondía a otra idea que la que podía defender la derecha constitucionalista nacional (UCD, AP, PP), pero con el paso del tiempo ha ido asumiendo los planteamientos de esta, a la vez que se constituía en cauce de determinados intereses locales (confesables e inconfesables, que de todo hay) que no tendrían el mismo peso en una organización asentada en toda España y, evidentemente, el ego que insufla tantas carreras políticas.

De ahí que si UPN se ve cómodo en su papel de partido constitucionalista al limitar su ámbito territorial a Navarra y tener su espacio ideológico ocupado por el PP en el resto de España (aunque lo de la ideología da para otro artículo completo, dada la cuasi unanimidad de ideas de los partidos que viven en las instituciones) lo que ha hecho es convertirse en un sindicato de intereses de carácter provinciano. Me temo que con esas alforjas le va a costar recuperar el poder que tuvo algún día, con el riesgo de que aparezca otro gestor mejor de esos intereses.

Por último, estas reflexiones me llevan a entonar un réquiem por aquellos que defienden que el autogobierno de Navarra tiene un origen y una fundamentación diferente al baile de Constituciones y regímenes políticos que ha padecido España desde 1839 puesto que se han quedado sin partido. Les envío mis condolencias por esa sensación de orfandad, que yo ya he experimentado al desvincularme emocionalmente, hace tiempo, de un mecanismo político que mediante el sufragio proporcional de listas de partidos hace que los políticos se dediquen a satisfacer sus intereses y sus egos olvidándose de que deben ser mis servidores.

 

José V. Alegría

Ldo. en Derecho. Fuerista en peligro de extinción

Comentarios

comentarios

Publicado por

Admin