Sangüesa en las municipales

Pues ya tenemos unos resultados más o menos fiables. A la espera de ver publicados los resultados oficiales en la web del Ministerio del Interior, que se supone son las buenas, hay que destacar el error que puede encontrarse en todas las web sobre los resultados electorales, donde a la Agrupación San Sebastián –AISS- se le restan 19 votos de los obtenidos realmente. Algo que pudiera justificarse en que la mayoría de las web ponen los resultados sin llegar al 100% de los votos escrutados, pero que en éste caso no es justificación ya que esos 19 votos pasan a engrosar el resultado de la Agrupación Progresista APS. Sería el primer caso en la historia donde al finalizar el recuento un partido tiene menos votos que antes de terminar, y convendrás que es síntoma de que alguien, la ha metido pero bien.

Errores a parte y contando con que el mismo patrón de error puede darse en el resto de resultados, dígase autonómicos y europeos, pasaré a realizar una lectura de las cifras publicadas.

La lista más votada y a la sazón la ganadora de éstas elecciones, ha sido la agrupación independiente San Sebastián –AISS-, que reúne al centro-derecha, y que ha obtenido 5 concejales con sus oficiales 1044 votos. En segundo lugar, la agrupación progresista APS, que reúne al nacionalismo vasco, comunistas e izquierdas reaccionarias, con sus 863 votos. En tercer lugar un Bildu que se mantiene inamovible, y que continúa con dos concejales gracias a los 525 votos obtenidos. En cuarto y último lugar, sin obtener representación por los pelos, el PSN y sus 206 votos.

Lo del PSN a nadie sorprende, pues ya se sabe que presentar una lista con gente de fuera trae éste tipo de resultados. Pese a todo, ahí están los 206 votos socialistas contra viento y marea. Olé por ellos.

Un cambio más que reseñable en el cómputo total, al perder APS la pasada mayoría. AISS en éstos comicios sí ha sabido recibir el voto mayoritario de las derechas, haciendo buena en esta ocasión la suma de las grandes siglas. Extrapolando las cifras municipales con las obtenidas el mismo día a nivel autonómico, vemos que AISS se ha nutrido directamente de los votos de Na+ -1005- y de Vox, sigla que se muestra como la más inestable ya que obtiene 61 votos en las europeas, declarando que casi 40 de sus votantes en las autonómicas han votado a Na+.

Éstos cálculos pueden realizarse casi de manera exacta ya que la diferencia de votos entre los recogidos en las municipales y los recogidos para las autonómicas es sólo de 5 votantes.

Del mismo modo puede asegurarse que APS ha obtenido sus concejales gracias al voto de Gb –535-, los 83 de I-E, y a parte de los 306 votos socialistas que han votado PSN en las autonómicas, sin hacerlo para el municipio.

Por su parte Bildu para el ayuntamiento, a absorbido directamente los votos de Podemos –156- a los que hay que sumar los 45 cannábicos.

Valorando ahora las tres citas, municipales, autonómicas y europeas, queda patente que del mismo modo que PSN cuenta en la localidad con 206 votos infalibles, UPN hace lo propio con 210 votantes que ante unas europeas donde no pueden votar sus siglas, deciden no votar o hacerlo en blanco.

Con todo ello llegamos a la situación de que AISS, clara vencedora, no llega a los 6 necesarios para la mayoría suficiente, dejando el gobierno abierto a un más que probable pacto entre APS y Bildu.

Nos exponemos nuevamente a un gobierno de izquierdas (jurru para los amigos) en base a un nuevo pacto entre perdedores, del que se puede dar constancia casi desde ya mismo, pues el sueldico es el sueldico, y, sobre todo, daría oportunidad a seguir manteniendo el silencio sepulcral que se vive en la localidad en temas tan deleznables como el asunto de la escuela de música, el mayor escenario de corrupción que ha vivido nunca nuestra ciudad, con un fraude de cientos de miles de euros que nadie sabe cifrar a ciencia cierta.

Caso que de haberse dado bajo una administración de derecha, nos tendría ya aborrecidos entre titulares, programas de investigación, exigencia de dimisiones y, visto lo que nos traen los buenos tiempos, algún fusilado al amanecer. Por contra aquí hasta la fecha…ni mu.

Quiero destacar un detalle que me satisface sobre manera. Pese a la errónea afirmación que se lleva como un mantra en toda Navarra, de que el voto de la derecha baja con cada defunción, ha quedado muy claro que las nuevas generaciones también tienen mucho que decir. Nuevos votantes de los que incluso alguno ha ejercido por primera vez, y que pese a su temprana edad tienen muy claro que las ruedas de molino no son para comulgar. Olé por ellos, y por lo que van a significar para el futuro de nuestra ciudad.

Mientras tanto los demás, nos quedaremos a verlas venir.

Rogelio Taboada

Cantero artesanal, escritor e historiógrafo sangüesino

Comentarios

comentarios

Publicado por

Admin