De Navarra- Vuestros comentarios

Llegados al décimo capítulo, un pequeño paréntesis, para dedicar unas líneas a los comentarios y mensajes de los lectores. A vuestros mensajes y comentarios.

Por intentar seguir un orden medianamente cronológico dentro de lo más relevante, comenzaré por una aportación realizada en el primer grupo donde ésta serie vio la luz, siguiendo con los recibidos bien en el correo de contacto, bien por mensaje privado, o por comentarios realizados en los diferentes grupos donde ahora se comparten.

Tras publicar el segundo capítulo, donde se marca la ubicación real de los Vascones en Aquitania ya desde la antigüedad, surgió un pequeño debate en el que expuse las sucesivas colonizaciones realizadas en la península como motivo de la expansión del pueblo vascón. Inesperadamente surgió un comentario, un testimonio en realidad, de una señora de Jaén, que nos puso al corriente de su situación familiar: Presa de curiosidad e inquietud, sabedora de que su abuelo siempre había afirmado que el primer miembro de su familia en instalarse en esas tierras tiempo ha era “vasco”, finalmente terminó por contratar los servicios de un investigador histórico. El resultado de la investigación fue el que su ascendente familiar bajó hasta Jaén como colono, desde su hogar natal en la merindad de ultrapuertos. En Aquitania. Daba las gracias por el artículo, que le había ayudado a comprender tal situación.

En el capítulo VI, un vecino de Villafranca de Córdoba, localidad donde se encontró la lápida del mencionado Ópila el visigodo, me indicó acertadamente que ahí, en su localidad, le llaman Opilano. Algo que me consta, pero por no confundir, o mejor dicho, por evitar confusiones, dudé entre nombrarlo como Oppilani, tal cual se muestra en la inscripción, o el Ópila que finalmente utilicé, ya que aquí, como más tarde veremos, también tuvimos un muy destacado visigodo llamado Opilano, que terminó sus días como Obispo de la Iglesia de Pamplona.

Costumbre añeja es, sobre todo en la época que nos viene en los capítulos siguientes, donde entre Enecos, Fortunes, Galindos, Sanchos y Garcías…o te andas con cuidado o terminas con un cucurucho de papel albal por sombrero.

Pasamos al capítulo VII, donde un lector me pregunta cuándo me he inventado el escudo de la secunda britannica para que sea tan similar al escudo de Navarra actual. Pues bien, éste invento pertenece al documento Notitia Dignitatum, y es uno de los pocos de la administración romana que ha llegado hasta nosotros, siendo único en su género. Documento que cualquier estudioso de éste tiempo está obligado a conocer, y del que he extraído tanto el escudo de la britana como el de la gemina leonesa.

Del VIII, un mensaje y una pregunta. El mensaje, indignado, recriminándome que hable de “moros”.

De la RAE: moro, ra

Del lat. Maurus ‘mauritano’, y este del gr. Μαρος Maûros; propiamente ‘oscuro’, por alus. al color de su piel.adj.

adj. Que profesa la religión islámica. U. t. c. s. 

adj. Dicho de una persona: Musulmana, que habitó en España desde el siglo VIII hasta el XV. U. t. c. s.

adj. Perteneciente o relativo a la España musulmana del siglo VIII hasta el XV.

Como no soy amigo de tonterías, y lo políticamente correcto me trae sin cuidado, seré claro: Llamar moro aun moro, no es más que hacer un uso acertado de nuestra lengua, que se sirve de ésta palabra para identificarlo como tal, tanto en su uso como sustantivo como en el adjetivo. Ni es despectivo, ni ofensivo, ni vejatorio. Y mucho menos racista, ya que el hablar de moros en el contexto de la invasión de Hispania en el VIII, es hablar de quienes desde África llegaron a la península a saquear, violar, matar e incendiar, independientemente de si eran blancos, negros, marrones, verdes o azul cielo.

Dicho lo cual, le diré a este querido lector que a lo largo de mi investigación documental, he tomado consciencia de muchas de las singularidades lingüísticas de nuestro hablar, y parte de ellas hay que agradecérsela directamente a los moros que nos invadieron. Una de ellas, es ser consciente de que la práctica descrita en la documentación medieval como perversión maurica ó práctica del maurico, y que hoy todos conocemos como sodomía, nos dejó para la actualidad una palabra de uso común en el hablar cotidiano: Maricón.

La pregunta recibida en este octavo capítulo, de un lector bienintencionado preguntando si no tengo miedo a que mis escritos sean plagiados. Ante esto diré –para el que tenga curiosidad- que lo expuesto hasta ahora viene a ser un 10% de lo que ya tengo publicado en obras de carácter divulgativo, y lo publicado en estas obras viene a ser un 20% de lo que tengo escrito y debidamente registrado en la Oficina de la Propiedad Intelectual.

El mayor volumen publicado hasta ahora está dentro de la saga Sangüesa Siempre, ó en los diferentes cuadernillos históricos realizados sobre mi ciudad, o el origen de la primera Navarra. Publicaciones que pueden encontrarse en varias bibliotecas, y cuya única finalidad es dar a conocer la realidad sobre la Historia de mi comarca y además, careciendo totalmente de afán de lucro. Esta serie de artículos bien cumplen esa función, y actualizan la función del papel a la nueva era. Es un hecho que cualquiera coge un Pc o un teléfono móvil con internet varias veces al día. Coger un libro…eso ya parece que cuesta más 🙂

Llegamos al noveno. Qué no tendrá el noveno 🙂

Hasta ahora el más leído y con mucha diferencia, ha roto todas las estadísticas. Comentarios sobre las fuentes clásicas, que si bien eran esperados, no por eso dejan de “doler” tanto. Como ejemplo pondré uno, de un lector que afirma que Plinio ubicaba a los vascones, y cito textualmente: “mayoritariamente Navarra más la parte de Oarsoaldea de Guipúzcoa”

Y se me cae el alma al suelo. La primera referencia que se conoce a los “vascones” es en el marco de la campaña de Catón contra Jaca, donde al llegar a las estribaciones del Pirineo encuentran la capital de los jacetanos. Y más allá, sobre los jacetanos, los “vascones”.

Después la cita con la que le contesté, de “Partiendo del Pirineo y siguiendo la ribera del océano hallamos el paso de los Vascones”. Así con todas, y tal y como expuse en su correspondiente capítulo en referencia a las citas clásicas, haciendo siempre referencia al Pirineo en la misma frase donde se da cita a los “vascones”.

Dan ganas de saber qué profesor o qué libro le ha hablado de los vascones que ocupaban mayoritariamente Navarra según las citas de Plinio.

Otro mensaje sobre éste capítulo, reconocía su sorpresa pues pese a ser aficionado a la Historia de Navarra, y llevar años leyendo trabajos sobre el particular, desconocía la existencia del trabajo mencionado sobre la “vasconización tardía”. Decir de éste meritorio trabajo, que tras su publicación tuvo su apéndice audiovisual, en formato de capítulo documental. Algo de lo que yo mismo me enteré sólo tras ser puesto al corriente de su existencia, pues nada más ser emitido, se lió parda pero de verdad.

Para resumir la cuestión, pego un extracto del comunicado emitido sobre el particular, y que aun puede leerse en la web del Gara:

“Los firmantes de este texto queremos elevar nuestra protesta a EITB, en la medida de que es un ente público, porque pensamos que no puede pagar hipótesis contrarias a casi todos nuestros historiadores y lingüistas, con más razón las contrarias a nuestro pueblo. Para terminar, reclamamos a las instituciones públicas y privadas así como las personas responsables de defender la lengua, cultura e historia de nuestro país que se posicionen ante esta producción, mientras que a la EITB pedimos que no vuelva a emitir al menos el primer capítulo de la serie documental.

* También firman este artículo: Koldo Urrutia, Leopoldo Zugaza, Jose Luis Lizundia Askondo, Patxi Zabaleta, Jose Luis Orella Unzue, Iñaki Sagredo, Gontzal Mendibil, Joan Mari Irigoien, Jose Mari Esparza, Eneko del Castillo, Pako Aristi, Gotzon Barandiaran, Eñaut Etxamendi, Patxi Azparren, Juan Antonio Urbeltz, Jabier Goitia, Antton Jauregizuria, Nerea Rementeria, Ander Iturriotz, Mikel Urkola, Jon Nikolas, Fernando Sanchez Aranaz, Patxi Alaña, Iñaki Mendizabal Elordi, Joxe Austin Arrieta Ugartetxea, Jon Gorriño, Juan Madariaga Orbea y Jerardo Elortza.”

Lo que viene siendo un elenco de “intelectuales”, manifestándose contra el intelecto. Gente que se auto define como librepensadora, y se posiciona en contra del pensamiento libre pidiendo la eliminación de lo que se les antoja contrario a su criterio.

Ésto es lo que hay con la “vasconización tardía”, y por cosas como ésta el público en general desconoce en su mayoría que la historia de nuestra tierra puede no ser como la contaban. O siguen contando.

Pero la culpa no es toda de ellos, todo hay que decirlo, porque quienes sí saben que existe otra moneda para ese tiempo, y que además, es una moneda real y no la burda falsificación que otros venden…han callado a verlas venir.

Para el resto de mensajes, pues decir que un montón de felicitaciones y agradecimientos, las cuales agradezco profundamente, y por suerte muy poco estalentao intentando llevar la política al campo de la Historia. Algo que para esta sección no se permite ya que todos los pensamientos, posturas y opiniones son bien recibidas siempre que queden dentro del campo del estudio histórico. Para insultar, ofender y soltar perrerías, hay grupos, webs y plataformas de sobra donde buscar el sitio adecuado. Éste, no lo es.

Experiencia muy positiva por mi parte, quedándome sólo el agradeceros vuestro tiempo y molestia, ya que de nada vale escribir cualquier texto, si no hay nadie que después se moleste en leerlo.

A todos, a todos, ¡¡¡MUCHAS GRACIAS!!!

Rogelio Taboada

Cantero artesanal, escritor e historiógrafo sangüesino

Comentarios

comentarios

Publicado por

Admin