Barkos y sus enseñanzas sexuales

Las personas podemos vivir en los mundos de Yupi o conectar directamente con la realidad y con los problemas que vive la sociedad en la que uno está instalado.

La presidenta Barkos lleva ya tres años y medio en el poder y ya se cree que ese sillón presidencial le corresponde para toda la vida. Vamos, que ha nacido para ocupar la poltrona “in secula seculorum”, es decir, por los siglos de los siglos. Como si los dioses le hubieran señalado con la varita mágica para regir los destinos de Navarra.

Le conocíamos como diputada en Madrid y como concejala de Pamplona, que alternaba los dos puestos “maravillosamente” bien, de tal forma que estaba en el Parlamento de la Carrera de San Jerónimo en Madrid y al mismo tiempo podía estar representando a los pamploneses en el ayuntamiento. Tenía el don de la ubicuidad, privilegio concedido a los santos, por el cual una persona puede estar al mismo tiempo en dos sitios. Podemos bautizarla de ahora en adelante como Fray Escoba Barkos, aquel santo latino que igual lo encontraban en México dando pan a los pobres como curando en Quito a un niño.

Barkos, claro está, cobraba de los dos sitios con el descaro de afirmar que en Pamplona se reunía con los ciudadanos por la noche o sábados y domingos. Mentía descaradamente y no ha devuelto las dietas, porque todos sabemos que firmaba la presencia en Pamplona una compañera suya. Una auténtica vergüenza.

Por otra parte, se salta las leyes a la torera y ha dejado a las madres de Pamplona sin poder recuperar el dinero que les correspondía. El resto de autonomías han visto cómo recuperaban las madres el dinero dicho, sin embargo la Barkos no quiere bajarse del burro y erre que erre dice no al pago y ha mandado a las madres a la porra o mejor dicho les ha mandado al parlamento navarro y se lava las manos. Es una forma de alejar el problema y que lo resuelvan otros.

Por si algo faltaba, ha tenido lugar este mes de octubre El estado de la autonomía de Navarra. Escucharle en el Parlamento ha sido fantástico. Parecía que estábamos “en el país de las maravillas” ya que ha dicho que ella ha traído a Navarra el progreso, la paz y la estabilidad para todos los ciudadanos. Y se ha quedado tan fresca.

Con la verborrea que nos tiene acostumbrados, habla y habla como si fuera el rey mago Melchor que nos ha traído la felicidad y el bienestar total a todos los navarros. Yo, al oírle, pensaba que estábamos en el país “que atan los perros con longaniza”, que de las fuentes emana leche y miel, que los árboles nos traen el maná cada día, en una palabra, que estábamos en el Edén, en el Paraíso. Sólo le ha faltado decir que convivimos en paz y en armonía incluso con los animales. Al pasear por el bosque del Irati, los leones con su cola nos quitan los mosquitos, los monos nos dan la comida en la boca y las palomas nos envían nuestros correos electrónicos antes que por ordenador.

Para rematar la faena, la Sra. Solana consejera de Educación, con el consentimiento de Barkos, nos ha enviado el cuadernillo Skolae a todos los colegios “para una buena sexualidad de los niños”. Para que los niños y niñas jueguen a papás y mamás, incluso duerman la siesta juntos y se den cariños. La transexualidad se explique y lo vean y que Paco se pueda llamar ya Francisca y pueda ir al baño de las chicas, sin que se alteren las niñas. En una palabra, quiere poner el sexo al descubierto de forma que los párvulos puedan aprender las fórmulas de la sexualidad de modo abierto, sin cortapisas. ¡Pelillos a la mar!

Según Barkos, no hay que esperar a la pubertad o a la adolescencia para que la sexualidad sea una práctica ordinaria. Cuanto antes descubramos la sexualidad y enseñemos las tácticas sin tapujos “con pelos y señales, mejor”. Sólo nos falta, Sra. Barkos, poner los condones de varios colores y sabores en los pasillos de las aulas y gratis total. Si es posible, poner una habitación para el bis a bis entre los alumnos, con el fin de que los estudiantes puedan libremente, sin gasto de pensiones u hoteles, tener encuentros homosexuales, heterosexuales, incluso tríos. Claro está todo en euskera y con un monitor de referencia

Creemos, en serio, Presidenta, que sus competencias se han extralimitado. La escuela es un lugar para instruir, para impartir conocimientos y técnicas para convivir en sociedad y contribuir a la construcción de la sociedad. Usted no puede adoctrinar, ni educar, puesto que eso corresponde a la familia. Limítese a colocar los mejores maestros y profesores, con unas aulas informatizadas y con una dirección implicada en la calidad de la enseñanza. Lo demás lo realizarán los padres y ellos sabrán la edad ideal para instruirles en la sexualidad.

Confiamos en que el próximo mayo la Barkos se vaya a la oposición para que Navarra no se empobrezca más, no aguantemos a los okupas abertzales en edificios públicos, dejemos libertad para aprender vascuence y la ikurriña se la lleve a su habitación y allí se recree horas y horas contemplando los colores, estudiando su corta historia y todo lo que le rodea. Y si tanto ama al País Vasco, estaríamos encantados de que se mude y no haga más daño a este viejo Reyno, Navarra, lleno de historia, de honradez y de españolidad.

Comentarios

comentarios

Publicado por

Admin